¡Mi hijo tiene un tic o manía! ¿Qué hago?

5 (100%) 2 votos

Había escuchado hablar de ciertos tics o manías que pueden adquirir los niños a lo largo de su vida. Lo suelen hacer sin apenas darse cuenta y les suele producir un efecto relajante y tranquilizador.

mi hijo tiene un tic

Chuparse el dedo, hurgarse la nariz, jugar con el pelo, morderse las uñas,  podrían  ser los más frecuentes.

Recuerdo a Lucas tocándose el pelo desde pequeño. Cada vez que tenía sueño o se acababa de levantar lo reflejaba de esa forma. Resultaba muy tierno verlo cómo se retorcía  el pelo…¡Hasta que empezó a arrancárselo!

Cada día me encontraba multitud de pelos en su cuna y un buen día un “clarito” (más bien una calva) apareció por su cabecita. ¡Casi me da un “yuyu”!, como decimos por aquí.

Así que aplicando un poco de sentido común decidí cortar el problema de raíz, y nunca mejor dicho. Lo llevé a la pelu y tuve que decirle adiós, con todo el dolor de mi corazón, a esa “melenita” de “surfer” que tanto me gustaba. Por supuesto me dolió a mí más que a él.

Lucas se siguió tocando el pelo pero al tenerlo cortito ya no se lo arrancaba. Ha pasado una buena temporada desde entonces, y parecía que estaba todo controlado, pero ¡nooooo! ¡Lo vuelve a hacer! Ya no se lo arranca como antes, pero al juguetear con él y liarlo se le hacen nudos y tira. En definitiva, calva a la vista.

He indagado un poco sobre el tema y es que resulta que esta manía tiene hasta nombre, Tricotilomanía.  Los niños se arrancan el pelo, sin un motivo aparente, de forma repetida en el tiempo. La parte más afectada suele ser la cabeza, aunque también pueden arrancarse el vello de cualquier parte del cuerpo incluida las pestañas.

¿Qué podemos hacer?

La mayoría de estos tics suelen desaparecer con la adolescencia, no obstante los especialistas recomiendan estar observándolos y nos plantean algunas técnicas de disuasión, como puede ser hablar con ellos para que tomen conciencia del problema, y echarle imaginación diseñando algún plan que pueda erradicar el problema. Podemos premiarlos por no hacerlo, distraerlos con otro plan alternativo, etc.

Lo que sí nos advierten que nada de reproches y enfados.

Así que me encuentro en estos momentos en la fase de “diálogo” y búsqueda de “alternativas” sin dejar de mirar de reojo los mejores cortes de pelo para niño por si acaso 😉 (Una cosa importante que leí es que nada de cortar el pelo a rape, ya que podríamos generarle más estrés al niño y podría resultar contraproducente)

¿Deberíamos preocuparnos?

Sí convendría saber distinguir entre este tipo de tics y las manías compulsivas, como pueden ser lavarse las manos de forma repetida cada vez que toca algo, comprobar la puerta millones de veces, llevar un orden específico de determinadas cosas, etc. Éstas sí se pueden convertir en un problema para nuestros hijos/as, y lo más recomendable es acudir a un especialista lo antes posible.

¿Y vuestros hijos/as, tienen algún tic o manía? ¿Habéis conseguido acabar con ellos?  ¡Contadme por favor! S.O.S ¡Soy una mamá en apuros! 😉

 

“No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos.”

Anais Nin

Fuente

www.SerPadres.com

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.