¿Atracones en Navidad? 10 consejos para no pasarte

5 (100%) 2 voto[s]

Ya en el post anterior os hablaba de la importancia de seguir una alimentación sana y equilibrada, pero he de reconocer que el periodo de las navidades hace que se complique un poco la cosa. He recopilado 10 consejos para no pasarte con las comidas navideñas.

consejos para no pasarte en las comidas

Entre los reencuentros navideños con amigos, comidas de empresa y después los días festivos, nos pasamos casi todos el mes cometiendo excesos.

No hay año, que no tenga la sensación de querer que pasen ya las fiestas. El motivo no es otro que la de volver a mi rutina alimentaria.

Yo no soy de las que dejo de hacer deporte durante estas fechas, pero aún así noto muchísimo cómo afecta a mi condición física.

Según los expertos cogemos entre 0,5 kilos y 4 kilos de media en estas fechas. Pero no se trata de sacrificarnos y no probar bocado. Yo pienso que hay que disfrutar pero con moderación. Así evitaremos el típico comentario después de las navidades : “Me tengo que poner a dieta”. Y los que no hagáis deportes: “Me apunto al gimnasio cuando pasen las fiestas”.  De hecho, el mes de enero creo que es cuesta arriba para todos menos para los centros deportivos, los cuales empiezan su temporada alta.

Así que si os interesa vivir estas fiestas con moderación y no lamentaros en enero, aquí os dejo algunos consejos de expertos en la materia que nos ayudarán a no pasarnos.

Consejos para superar los excesos de Navidad

1. No te saltes comidas

Después de comidas copiosas, no es bueno saltarse las comidas que las siguen. Una opción es hacer una cena o una comida ligera con ensalada o acelgas hervidas y unos huevos duros o pescado a la plancha.

2. Evita restringir grupos de alimentos o hacer dieta

Es perjudicial hacer dieta los días previos a las fiestas ya que se consigue el efecto contrario. Comeremos con mucha más ansia cuando lleguen las comidas fuertes

3. Vigila mucho los dulces

Ojo con los dulces

Si se abusa de los dulces, aunque se haya comido mucho, enseguida se vuelve a tener hambre. Su explicación es que éstos aumentan los niveles de glucosa en la sangre, y entonces el páncreas segrega mucha insulina para recoger esta glucosa.  Como ha habido una liberación masiva de insulina, el cuerpo detecta que le falta más azúcar para volver a los niveles normales y te dice: “Vuelve a comer”. Y esto acaba siendo el pez que se muerde la cola.

4. Alerta con los aperitivos grasos

Los patés, los quesos o los embutidos se pueden sustituir por otros alimentos menos calóricos, como espárragos, corazones de alcachofa con jamón, o marisco hervido o a la plancha.

5. Elige entre aperitivos y postres

Si se abusa de los aperitivos, hay que poner límites a los postres. En cambio, si no se hace mucho picoteo, se puede comer un poco más de turrones, barquillos o polvorones.

6. El alcohol, un triple peligro

Cuidado con el alcohol

Más allá del peligro al volante y de los efectos nocivos que tiene para la salud, el alcohol aporta muchas calorías, especialmente los licores de alta graduación, como los chupitos o el whisky. No habría que superar dos o tres copas de vino o cava por comida.

7. La Navidad no dura 15 días

El resto de días, hay que comer con normalidad, priorizando una alimentación más vegetal que incluya cinco ingestas de fruta o verdura al día, legumbres, arroz o pasta, huevos, pollo o pescado. Estos días en los que se come de forma más ligera se puede tomar alguna porción de turrón en el postre sin tener remordimientos.

8. Escucha a tu cuerpo

Escucha a tu cuerpo

Tener una mala digestión, sentirse pesado, notarse un poco bajo de ánimo si se ha abusado de los dulces, tener necesidad de desabrocharse el botón del pantalón o tener la sensación de llegar forzado a la siguiente comida son síntomas que pueden indicar que se ha comido demasiado.

9. Más ingesta, más movimiento

Realizar un poco de actividad física incrementará el gasto energético. El ejercicio después de comidas abundantes, aunque sea pasear, puede ayudar al cuerpo a restablecer el peso que se tenía antes de las fiestas.

10. Adquiere nuevos hábitos saludables

El cambio de año es una buena época para hacerse nuevos propósitos, tales como seguir una alimentación más vegetal o realizar una mayor actividad física.

Y hasta aquí mi lista de consejos para no pasarte en las comidas navideñas. Espero que tengamos la fuerza de voluntad suficiente para seguir algunos consejos o, mejor aún, todos ellos. ¡¡Ánimo!!

“En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias”

Robert Green Ingersoll

Fuente: Revista Mujer de Hoy. Entrevista a las profesoras Alicia Aguilar y Marta Massip-Salcedo, de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya(UOC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.